Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 187 **
  Inicio   Editorial    Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Publicite Aquí

CAYETANO, EL SANTO DEL PAN Y EL TRABAJO QUE ATIENDE EN LINIERS


A pedir y a agradecer. La venerada imagen de San Cayetano se ha transformado en un sinónimo de esperanza para el pueblo argentino. Para muchos, el Santuario de Liniers es el termómetro más preciso de la realidad social.

05/09/2018

La historia del santo más venerado de la Ciudad, que hizo de la caridad un estilo de vida


Hijo de padres nobles, Cayetano nació hacia el año 1.480, en la ciudad de Vicenza, del señorío de Venecia. Sin embargo, algunos autores afirman que vio la luz en Gaeta. Efectivamente, el nombre Cayetano proviene del término latino caietanus, que significa, oriundo de Caieta, como se llamaba esa ciudad en la época de los romanos. Antes de nacer, ya la madre lo había ofrecido a Jesús. Se trataba de una época de cambios históricos profundos, Cayetano logró vivir de acuerdo a lo que creía y trascender su tiempo, no sólo como un santo venerable, sino como un ejemplo de vida cristiana.

Desde muy joven frecuentó las iglesias y le gustaba la soledad. Se estableció en Roma y el Papa Julio lo nombró protonatario apostólico y lo hizo camarero. Ordenado sacerdote un 30 de septiembre, celebró su primera misa en la fiesta de la Epifanía, el 6 de enero de 1517, en el altar del Pesebre de Santa María la Mayor, donde la Madre de Dios, en la Navidad siguiente le presentará su Hijo Divino entre los brazos.

Al regresar a Vicenza, encontró un conjunto de gente humilde, devota y ejemplar, a la que él llamó sociedad santa. Los aleccionó para que fueran útiles en el hospital de incurables y ejerció personalmente la caridad con los enfermos. Su ejemplo cundió por toda la ciudad. Caballeros, nobles, militares y vecinos de gran fortuna acudían como voluntarios al hospital. Se trasladó a Venecia. Allí gastó gran parte de su fortuna en realizar obras de misericordia. Reparó el hospital, llamado Hospital Nuevo. Todavía se ve sobre la puerta principal del edificio la imagen del santo y la inscripción en que se lo llama “amado fundador”. Acostumbraba decir que en la iglesia se rendía a Dios el homenaje de la adoración y en el hospital se lo encuentra personalmente.

En Roma fundó otra congregación para combatir a los herejes. Lo hizo junto a don Juan Pedro Caraffa, obispo de Chieti (Teati), hombre austero y ejemplar que fue después el Papa Pablo IV. Cayetano fue un reformador. Un fin guiaba al nuevo instituto: proveer santos prelados, quienes no podían poseer rentas ni pedir limosna, debiendo contentarse para su sustento con lo que espontáneamente se les ofreciera; es decir, debían entregarse sin reserva en manos de la providencia. En el saqueo a Roma, los Teatinos fueron maltratados, hechos prisioneros y encerrados en la torre del Reloj. Cayetano con su comunidad se consagra a la asistencia de los pobres y de los enfermos, sobre todo en la peste que asoló la ciudad entre el 1527 y 1528.

En Nápoles, los españoles, a fin de mantener la estabilidad política y económica, habían otorgado a la nobleza napolitana grandes beneficios. Pero el pueblo soportaba penas y miserias. El Conde de Oppido recibió a Cayetano y un amigo, con grandes lujos. Pero ellos se negaron a aceptarlos terminantemente. El Conde, maravillado por los espíritus nobles de los dos teatinos, siguió insistiendo y brindándoles todo lo que podía para que vivieran cómodamente. Y ambos, nuevamente, devolvieron cuanto obsequio recibían y comenzó su obra de apostolado en la ciudad.

Lentamente fueron sorteando con dificultad los obstáculos, pero no pudieron con uno: la Inquisición, que había llegado a la ciudad y produjo tal conmoción que la multitud se levantó en armas. Cayetano trató de mediar en el conflicto, pero no obtuvo ningún resultado y decidió ponerse en manos de Dios, suplicando su misericordia. Entonces, Cayetano se ofreció en cuerpo y alma por la salvación de su pueblo. De repente, una extraña enfermedad lo obligó a recostarse en la cama y su amigo llamó al médico. Pero de nada sirvió. El Santo pidió los sacramentos para poder morir en paz. Lloró por sus pecados, besó por última vez la imagen de Cristo en la cruz y cerró los ojos para siempre el domingo 7 de agosto de 1547, en momentos en que la capital napolitana estaba en sangrientos tumultos. Al día siguiente, milagrosamente, cesaron las hostilidades. Hubo un acercamiento de ambas partes y dieron paso al diálogo, es que la mano de Dios había bajado a la tierra y había escuchado el ruego del Santo.

Fue enterrado en el cementerio de los Teatinos; más tarde sus restos fueron trasladados al interior de la iglesia, donde son actualmente venerados en la cripta del “Soccorpo”. Clemente X lo canonizó el 12 de abril de 1671. Su fiesta, celebrada el 7 de agosto, fue extendida en 1673 a la Iglesia universal. En definitiva, San Cayetano pasó toda su vida sirviendo a Jesús en sus hermanos: fundó un hospital para atender a los que padecían enfermedades infecciosas, creó un banco que concedía créditos a los más necesitados, organizó una imprenta para dar trabajo a los desocupados. Nadie que tuviera alguna necesidad le era indiferente.


De Italia a Liniers


Santa Rosa es la primera flor de santidad que produce América de Sur. San Luis Beltrán había evangelizado la actual Colombia sin necesidad de intérpretes, durante más de siete años. Es pues de la mano de Rosa de Lima y de Luis Beltrán que San Cayetano hace su entrada en el corazón de los pueblos hispanoamericanos. Los virreyes y la nobleza española que se establece en el nuevo continente traen las primeras reproducciones gráficas del Santo. El pueblo sencillo aprende a conocerIo. En poco tiempo se convierte en uno de·los santos más populares de Latinoamérica. En México, no hay casa, iglesia o poblado que no cuente con un altar de San Cayetano. Se multiplican los cuadros y retablitos del Santo. La arquitectura barrococolonial de la época alcanza su máxima expresión interpretativa en el templo de San Cayetano, construido a principios del siglo XVIII, sobre la mina de plata más rica de todo el continente. En Lima, Cuzco y Cajamarca del actual Perú, San Cayetano es igualmente conocido y venerado. Hoy quedan sus imágenes barrocas, es decir, remontándose al tiempo de la Colonia, que todavía son veneradas por multitud de cristianos del siglo XX.

Brasil hoy cuenta con la mayor ciudad de todo el mundo que lleva el nombre del Santo: Sao Caetano du Sul, en el gran San Pablo. Solamente dentro del área metropolitana de San Pablo existen doce calles que llevan el nombre de San Cayetano. Pero el fenómeno de la devoción en Argentina es aún más impresionante.

Todo hace pensar que desde el primer momento la imagen de San Cayetano estaba al costado derecho de la capilla. Cuando la zona de Liniers se convierte en un extenso barrio obrero se instala en la capilla facilitada por las hermanas, la Parroquia de San Cayetano, el 18 de enero de 1913. Es probable que ya entonces concurrieran en pequeña escala los devotos del Santo, que confluían desde otros barrios. De allí en más, fue aumentando considerablemente el número de fieles devotos. La imagen del Santo comenzó a difundirse, juntó con la espiga, símbolo, del pan y el trabajo, en las casas de Buenos Aires, para extenderse a casi toda la República.

Desde el año 1970, los devotos del Santo que concurren a los Santuarios de Liniers y Belgrano, cambian sus promesas de velas y flores por alimentos y ropa que se envían a las regiones más necesitadas del interior del país.

En el momento de declarar el Papa oficialmente Santo a Cayetano, la alegría popular se expresó con arcos de triunfo y millones de lámparas de aceite colocadas en calles y plazas. La devoción se extiende, considerándolo abogado de lo cotidiano, del pan de todos los días. Él solía decir: “Una derrota no es un fracaso... Nuestra confianza en Dios, en su Providencia, nos hace sentir seguridad... Debemos seguir rezando y actuando. Dios no nos abandonará” y firmaba: “Cayetano, miserable sacerdote”.


Josefina Biancofiore





LAS VARIANTES EN LA IMAGEN TRADICIONAL DEL SANTO


Originalmente, a San Cayetano se lo representaba con una vara de lirios en una mano, un libro en la otra y unos pajaritos sobrevolando la flor. En el libro podía leerse: “No se preocupen por lo que van a comer o con qué se van a vestir. Miren los lirios del campo y las aves del cielo”. Tiempo después surgió un Niño Dios en su brazo izquierdo; y más tarde, en Liniers, le agregaron la espiga de trigo.

Los cambios tienen su explicación: de fuertes dotes intelectuales, Gaetano de Thiene -tal su nombre original- había estudiado filosofía y teología, y obtenido su doctorado en Derecho Civil y Eclesiástico en Padua, todo lo cual justificaba que se lo representara con un libro en la mano. Pero el 12 de abril de 1671, al momento de canonizarlo, se recordó que en la Navidad de 1517, Cayetano había tenido una visión, aseguró que mientras rezaba la Virgen le había puesto al Niño Dios en sus brazos. Un episodio así no podía ser desoído por el papa Clemente X, quien le quitó el libro para permitir ubicar al hijo de Dios cerca de su corazón.

Para los argentinos es habitual que su imagen vaya acompañada por una espiga de trigo, que simboliza el pan. Sin embargo, ese fue un elemento incorporado posteriormente en nuestro país. En el resto del mundo la imagen sólo cuenta con el niño en brazos. Se dice que fue María Antonia de la Paz y Figueroa (la beata argentina Mama Antula) quien al llegar a pie a la Capital Federal para iniciar su tarea religiosa construyó una pequeña capilla dedicada a San Cayetano. Mama Antula desde que partió de Santiago del Estero lo puso como patrono de su empresa evangelizadora, ya que era el “Santo de la Providencia” y a él se encomendó en todas sus tareas. Las Hermanas de la Congregación que fundó Mama Antula fomentan la devoción del Santo de la Providencia y luego en varias oportunidades de grandes sequías ante las cuales los chacareros del lugar recurrían al Santo para que los socorriera, los lugareños lo comienzan a invocar como “El patrono del Pan y del Trabajo”.

La Capilla original dedicada a San Cayetano construida por Mama Antula en Liniers, fue reemplazada en 1875 por una más grande, y en 1900 por una tercera que dio origen a la actual parroquia. El nuevo templo, situado sobre la calle Cuzco, tenía un san Cayetano sin el niño Jesús en sus brazos, pero más tarde fue reemplazado por otro, que sí lo tenía. Su condición de patrono del Pan y el Trabajo emergió a posteriori, a consecuencia de la crisis mundial de 1929, que en Argentina desembocó en la revolución del ’30 y se prolongó hasta el ’40. Pobreza, inflación y desocupación, fueron el signo de la época. Frente a este panorama, el padre Domingo Falgioni, a cargo del templo entre 1928 y 1938, se propuso reavivar la fe y la esperanza en Dios, mediante la intercesión de san Cayetano: realizó una campaña evangelizadora a través del diario católico El Pueblo, e imprimió por primera vez la estampa del santo con espigas. La devoción creció de manera inusitada y pronto se multiplicaron casas y negocios en torno a la parroquia, dando forma al barrio de Liniers, que bien podría haberse llamado San Cayetano.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Política

Información del ámbito político


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Medios

Lo que pasa en los medios de la comunidad



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar