Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 183 **
  Inicio   Editorial  Comunidad  Sociedad  Educación  Espacio Público Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com




Publicite Aquí

SE INICIARON LAS OBRAS DEL CENTRO DE TRASBORDO LINIERS


24/05/2018

El tramo más transitado de Rivadavia tendrá carriles exclusivos para colectivos y se ampliarán las veredas. La barrera de Barragán, el gran escollo a resolver


 


 


Tal como estaba previsto el 2 de mayo pasado la Secretaría de Transporte del Gobierno porteño puso en marcha las obras tendientes a crear un Centro de Trasbordo en el centro comercial del barrio de Liniers, que se extenderá a lo largo de la avenida Rivadavia entre Lisandro de la Torre y General Paz.


Se prevé que las tareas concluyan en octubre próximo. Para entonces, las siete cuadras más transitadas de Rivadavia –y del barrio- pasarán de tener cuatro carriles a sólo tres por sentido de circulación, a partir del ensanchamiento de las veredas de ambos lados. Uno de esos tres carriles será exclusivo para las 16 líneas de colectivos que circulan en la zona, otro será mixto (para colectivos y autos particulares) y el tercero se destinará en forma exclusiva a automóviles particulares. Paralelamente, las veredas de esas siete cuadras de la avenida Rivadavia pasarán a tener un ancho de entre 4,35 y 6,65 metros -dependiendo aquellos tramos que tengan dársenas exclusivas para carga y descarga de camiones de caudales- pero además ambos lados de la avenida dispondrán de un espacio de 2 metros de ancho para la incorporación de mobiliario urbano y arbolado.


El de Liniers será el octavo emprendimiento de este tipo que se realiza en la Ciudad (ya funcionan los de Retiro, avenida Sáenz, Constitución, Chacarita, Once, Pacífico y Flores) pero a diferencia de otros Centros de Trasbordo porteños -como el inaugurado a fines del año pasado en la zona de Flores, sobre la avenida Rivadavia entre plaza Flores y San Pedrito- los paradores no serán centrales, sino que se generarán con la ampliación de las veredas, conformando lo que se conoce como “parador-andén”. Así, la zona de espera estará diferenciada de la destinada a la circulación. En total se instalarán doce paradores andén (seis por sentido de circulación), a los que se sumarán además nuevas luminarias y mobiliario urbano, generando espacios más amplios y seguros para la circulación peatonal y la espera del colectivo.


El objetivo central de esta obra apunta a priorizar el transporte público desalentando el uso de vehículos particulares. Según cálculos de la Secretaría de Transporte porteña, las dieciséis 16 líneas de colectivos que circulan en la zona trasladan diariamente a unos 120 mil pasajeros. En ese marco, aseguran que “la segregación de autos particulares y transporte público le dará mayor fluidez a la avenida y otorgará mayor seguridad vial”. Estiman además que el nuevo ordenamiento de la avenida permitirá una mayor fluidez de tránsito a los vehículos de emergencia, que podrán circular por dentro del sistema logrando que las ambulancias no se demoren en su ingreso a Capital o en el egreso hacia Provincia.


Entre las ventajas se menciona también la “mayor seguridad vial con cruces peatonales más seguros, accesibles y cómodos, al acortarse los tramos de cruce con apoyos peatonales intermedios”.


Respecto a las zonas previstas para carga y descarga de mercaderías, la obra prevé ubicar los denominados “cajones azules” en las calles laterales para facilitar la operación de los camiones.


Al cierre de esta edición, los operarios estaban trabajando en el reemplazo de la capa asfáltica de la avenida, en la mano que va hacia Provincia, por lo que el tránsito que circula desde el centro es desviado hacia el carril contrario.


 


Preguntas sin respuestas


 


Cuando a mediados de enero último el Gobierno porteño anunció la creación de este Centro de Trasbordo, surgieron algunas dudas respecto a la viabilidad del proyecto, considerando no sólo el permanente flujo de tránsito que rodea a todo el entorno de la Estación Liniers –y particularmente a la avenida Rivadavia- sino además el uso de los dos únicos pasos a nivel que existen en el barrio. El caso del paso a nivel de Cuzco no sería el más problemático, ya que el amontonamiento de vehículos con la barrera baja se produce sobre esa arteria, es decir, antes de cruzar Rivadavia; pero el de Barragán sí presenta a priori un serio inconveniente, ya que en horas pico se forman a diario constantes embudos al pie de la barrera, que obstruyen y desvían el tránsito vehicular que circula por Rivadavia con destino a Provincia.


Para conocer precisiones al respecto, Cosas de Barrio intentó entrevistarse con el secretario de Transporte de la Ciudad, Juan José Méndez, sin embargo, el funcionario se excusó alegando “problemas de agenda”. No obstante, derivó gentilmente la consulta a los encargados del área técnica de su Secretaría, quienes lejos de evacuar las dudas, contribuyeron a ampliarlas aún más, al sugerir que en esa esquina de Rivadavia y Timoteo Gordillo/Barragán se construirá una dársena para girar a la izquierda. “En el nuevo diseño de calzada se prevé una dársena de dos carriles, segregados de los carriles pasantes, para uso exclusivo del giro”, señalaron.


Pero eso no es todo. Llama la atención además la falta de los debidos procesos administrativos previos, que le dan entidad y transparencia a esta obra. Aunque la construcción del Centro de Trasbordo se inició el 2 de mayo, según la base de datos de licitaciones del Gobierno porteño, la apertura de la licitación se llevó a cabo el viernes 11, es decir, nueve días después de iniciada la obra. Tampoco se observa en la zona el correspondiente cartel de obra, donde se indiquen el número de licitación, los plazos de obra, el presupuesto otorgado y el nombre de la empresa adjudicataria. La respuesta a esta inquietud, resultó al menos ambigua: “La obra en calzada se inició en la fecha prevista, la licitación en cuestión es la del vallado, la cual no es excluyente al inicio de obra, ya que se iniciaron los trabajos de calzada provisoriamente con el vallado de las empresas de calzadas”. Y luego, los encargados del área Técnica de la Secretaría, agregaron “actualmente se están desarrollando tareas preliminares en la calzada. El cartel de obra se colocará una vez adjudicada la licitación de paradores, que será recién en el mes de julio”.


En ese sentido, los funcionarios confirmaron que la obra no se desarrollará en etapas sino que será en continuado a lo largo de cinco meses de labor. Es decir que aunque la construcción ya está en marcha, el llamado a licitación (del que tampoco se observan los pliegos) recién se concretará en julio, y para entonces “convivirán trabajando distintas áreas del gobierno con la empresa contratista de los paradores”.


Por otra parte, cuando se los consultó sobre la realización de los correspondientes estudios de impacto ambiental, cuyos resultados deberían anticipar las consecuencias positivas o negativas que implique el Centro de Trasbordo una vez que ya esté funcionando en el barrio, aseguraron que “se hicieron los estudios pertinentes, que dieron como resultado el Certificado de Aptitud Ambiental positivo”. Sin embargo, no se especificó ni el número de expediente por el que se tramitó ni el de la Resolución por la que se otorgó el correspondiente Certificado, de acuerdo con la Ley 123.


Por último, otro tema que resulta preocupante es el del arbolado existente en la vereda norte de Rivadavia, cuyos ejemplares se sacuden literalmente cada vez que se pone en marcha el martillo neumático. Consultados sobre cuál será el destino de esos árboles, los funcionarios informaron que “los que se ubican en las veredas del ferrocarril no se tocarán, y además, se sumará arbolado en las veredas de enfrente sobre las cuadras de los comercios”.


Vale recordar que durante la visita al barrio que el Jefe de Gobierno porteño hiciera a fines de enero, poco después de realizarse el operativo de desalojo de los manteros, se indicó que antes de la realización de la obra de Centro de Trasbordo se llevaría a cabo una nueva reunión con los vecinos en la que se indicarían cada uno de los detalles del proyecto. Sin embargo, nada de eso ocurrió.


 


Ricardo Daniel Nicolini

Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
LA OBRA PÚBLICA TOMÓ POR ASALTO AL CENTRO DE LINIERS


Flojita de papeles. Según pudo averiguar el autor de esta nota, la dilatada reforma de la Estación Liniers carece de los correspondientes permisos y planos de obra.

28/05/2018

La construcción del Centro de Trasbordo sobre la avenida Rivadavia se suma a las obras de la nueva Estación ferroviaria, la del soterramiento y la puesta en valor del centro comercial


Por el Arq. Alejandro Ruggiero


Quienes a diario transitan el barrio de Liniers, observan las numerosas obras que se vinculan, confunden y funden entre sí. Con todo tipo de cartelería y en paralelo, se desarrollan obras de infraestructura que marcarán a fuego el futuro de esta populosa porción del oeste porteño. Si bien es cierto que todas pueden derivar en un avance para el barrio, esta situación no implica que deban ejecutarse de manera apresurada y, mucho menos, sin cumplir con los debidos procedimientos, incluidas todas las instancias de participación ciudadana. La poca o nula publicidad vinculada con los requeridos actos administrativos previos a las obras, las torna poco transparentes y les echa un manto de dudas.

En entregas anteriores de este medio se ha informado acerca de algunas de estas situaciones y las carencias de los debidos trámites administrativos, esta oportunidad no será la excepción.

Resuelto el tema de la venta callejera y la ocupación indebida del espacio público, las obras de infraestructura resultan un tema central para resolver las distintas problemáticas que afectan al barrio. Dice el saber popular que “para resolver un problema, primero hay que reconocerlo”, al negarse la participación ciudadana en la solución de estos temas, las autoridades no están conociendo ni reconociendo la totalidad de las problemáticas que nos aquejan. Fruto de su propia incapacidad -y tal vez falta de idoneidad- las autoridades de turno menosprecian las distintas instancias de participación ciudadana que marca la ley. Las audiencias públicas son una instancia participativa que, cuando se convocan, sirven para escuchar a los ciudadanos y, en ocasiones, para producir alguna devolución positiva de parte de las autoridades. Por eso resulta preocupante que estas instancias ni siquiera existan para los distintos casos del barrio de Liniers.

La obra de la nueva Estación Ferroviaria en superficie se desarrolla sin los debidos permisos y autorizaciones de parte del Gobierno porteño. Conforme la normativa vigente y de acuerdo a los propios informes estatales, carece de los permisos y planos de obra registrados por la Dirección General de Obras y Catastro de la Ciudad (DGROC); tampoco ostentan las debidas disposiciones y/o resoluciones que deberían haber sido otorgadas por la Dirección General de Interpretación Urbanística del Gobierno de la Ciudad (DGIUR), por las cuales se autorizó el desguace y desmantelamiento de la antigua estación y del puente ferroviario, ambos bienes con protección estructural conforme los alcances de la Ley 3056. Capítulo aparte merece el tema del Impacto Ambiental; las normativas vigentes categorizan el uso “Estación del Ferrocarril” como “Con Relevante Efecto”, circunstancia esta que implica necesariamente una audiencia pública antes de la ejecución de las obras. Sin embargo, esta instancia de transparencia y participación ciudadana no ha sido convocada.

Con respecto al tema del soterramiento, en el 2015 se convocó a la audiencia pública para evaluar las distintas circunstancias y afectaciones producto de la obra. El informe de esa audiencia establece que, una vez definido el “proyecto ejecutivo” a materializar, los responsables de la obra deben presentar un nuevo estudio de impacto ambiental, y hace especial hincapié en la trinchera que se está construyendo dentro de los históricos Talleres Ferroviarios de Liniers y Villa Luro, que permitirá la extracción de la totalidad de la tierra proveniente de la excavación del túnel en el tramo Liniers – Caballito y servirá para introducir las dovelas e insumos necesarios para la estructura del túnel. Toda esta operatoria implica la circulación de unos 70.000 viajes de camión por las endebles y no preparadas calles de Liniers Norte, con la consiguiente y posible afectación y destrucción de la infraestructura básica de servicios, por el paso y circulación de los vehículos pesados de alto porte con su importante carga. En reiteradas oportunidades se ha solicitado información sobre los debidos Estudios de Tránsito y de Impacto Vial, que se requiere para esta operatoria. Sin embargo, de manera sistemática la Dirección General de Evaluación Ambiental (organismo dependiente de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad) se ha justificado en su carencia expresando que el proyecto se encuentra en su primera etapa de desarrollo. La realidad indica que los sufridos vecinos de Liniers Norte observan el transitar de los importantes camiones sin control alguno; respecto a las condiciones de circulación, también los jóvenes agentes de Tránsito, que sólo se dedican a labrar infracciones en Rivadavia y Barragán o en Juan B. Justo y Gallardo, se muestran reticentes a observar y hacer observar esta situación.

Continuando con la reseña de las irregularidades, en el marco del amparo ambiental presentado por los vecinos de Liniers Norte, y por el cual el Gobierno de la Ciudad fuera sentenciado a realizar los estudios de Impacto Ambiental en la operatoria del Metrobús y demás líneas de colectivos, recientemente las autoridades responsables del Gobierno porteño han presentado un informe por el cual estarían empezando a estudiar y ver cómo y cuándo se licitan unos estudios de movilidad que ni siquiera son los que corresponden por la manda judicial; este hecho pone de manifiesto la poca predisposición que las autoridades tiene para resolver el problema que generaron en Liniers Norte.

Pero eso no es todo. Desde principios de mayo, y como complemento a las obras de puesta en valor del centro comercial, las autoridades de Tránsito y Transporte del Gobierno de la Ciudad iniciaron –aparentemente- la construcción de un Centro de Trasbordo sobre la traza de la avenida Rivadavia. Con una longitud lineal de unos 700 metros, el mismo se extendería a ambos lados de la avenida entre el eje Cuzco – José León Suárez y la traza de la calle Lisandro de la Torre. Se construirán paradores y plataformas similares a las del Centro de Trasbordo de Flores pero, en lugar de estar en el centro de la calzada, las mismas se ubicarían pegadas al cordón. De esta forma, Rivadavia tendría tres carriles por mano en lugar de los cuatro actuales y, de esos tres carriles, dos serían destinados a la circulación exclusiva del transporte público. Llama la atención que sobre esta importante obra no existan datos oficiales públicos ni estudios publicados en el Boletín Oficial y/o en la página web del Gobierno porteño; tan solo se observan “presentaciones de fantasía” y una licitación para el cerco de la obra. En el recorrido por los 300 metros que hoy ocupa la obra, no se observan carteles con su identificación, su plazo de ejecución, su monto ni los datos de la empresa responsable a cargo de la ejecución. Dialogando con personal operativo, de manera extra oficial se pudo establecer que tres empresas, que conformarían una suerte Unión Transitoria de Empresas, serían las responsables de la ejecución. Consultados vía mail, la Dirección General de Movilidad y/o el subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad, no han facilitado precisiones acerca de esta obra ni de su incierto proceso licitatorio.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Encuesta

Resultado de las encuestas propuestas por el diario


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Deportes

Toda la información de los deportes que nos apasionan


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Personajes

Personajes


Información General

Noticias de interés público


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar