Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 179 **
  Inicio   Editorial  Justicia  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

EL AVANCE LAS OBRAS EN LOS TERRENOS FERROVIARIOS


Destruido. Así quedó el histórico puente peatonal de la Estación Liniers, cuyo reemplazo fue aprobado días después de que fuera desguazado ¿Será que algún funcionario ya lo tenía vendido como chatarra?

26/12/2017


Se reinició la remodelación de la Estación Liniers y comenzó la socavación para el soterramiento. En todos los casos, sin los debidos estudios de impacto ambiental

Por el Arq. Alejandro Ruggiero


En ausencia de las autoridades de control, avanzan distintas obras en los terrenos ferroviarios de Liniers con bríos superlativos.

En sus discursos los funcionarios de turno suelen hablarle al vecino de sus acciones de “calidad”. No se cansan de referirse a “la educación de calidad”, “el transporte de calidad”, “las obras de calidad”, y así sucesivamente con cuanto rubro tengan a mano. Sin embargo, la palabra “calidad” no define ninguna atribución en sí misma porque, desde el punto de vista semántico, “calidad” es un sustantivo y debe de acompañarse de un adjetivo para ostentar algún tipo de cualidad que la califique. En síntesis, si sólo citan una “situación de calidad” y no le agregan un adjetivo, la frase se vuelve hueca y sin contenido.

A manera de ejemplo, si se considera el Metrobús de Juan B. Justo y las frases de los funcionarios, el mismo sería aparentemente un “transporte de calidad” dada sus prestaciones pero, a la hora de observar las situaciones mal resueltas en Liniers Norte, también sería un “transporte de calidad”, de “mala calidad”, por no haber sido estudiado y evaluado en el marco de las leyes vigentes. Para la Justicia, esta apreciación no es subjetiva, ya que en el amparo encarado por distintos vecinos, fallo en contra del Gobierno porteño por no haber realizado y considerado las distintas situaciones vinculadas con el ambiente sano al que todos los ciudadanos tienen derecho a acceder. En este sentido, recientemente la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario ha ratificado el fallo en primera instancia del juez Víctor Trionfetti, titular del juzgado N° 15, en el que condena al Gobierno de la Ciudad a “realizar el procedimiento técnico de evaluación de Impacto Ambiental sobre Liniers Norte”.

Hoy, en toda esa zona se observan distintas obras de “calidad” destinadas a privilegiar y mejorar las situaciones del transporte público, en tren o colectivo. Muchas de ellas han sido analizadas y descriptas en otros envíos de este medio, dónde, con el eje en el cumplimiento de las normas y en función a los contenidos de los informes oficiales, se ha puesto en evidencia la ausencia de las autoridades de aplicación y control.

En el último mes y medio, las obras en el sector Norte del barrio de Liniers se han expandido y diversificado en distintos formatos y situaciones. Se observan obras dentro de los Talleres Ferroviarios, en la Estación Liniers, sobre la ex Playa de Cargas lindera a Francisco de Viedma y sobre la calle Cuzco entre Bynnon y Amadeo Jacques. Todas tienen un alto impacto sobre la calidad de vida de vecinos y ocasionales transeúntes.

Respecto de los Históricos Talleres Ferroviarios de Liniers y Villa Luro, se está realizando en su interior un “pozo trinchera” para acceder al futuro túnel del Soterramiento. Éste pozo de ingreso tiene, por objeto principal, facilitar la extracción de la tierra proveniente de la ejecución del túnel entre Liniers y Caballito, como así también la introducción de las piezas de hormigón -llamadas dovelas- que conformarán las paredes del conducto subterráneo. Ya se aprecian dentro de los Talleres importantes instalaciones, tales como obradores, oficinas, tolvas, grúas, camiones y demás maquinarias; que se observan fácilmente desde el andén provisorio de la Estación, sentido Moreno, a la altura del ingreso por la calle Esteves Saguí. Entre la maquinaria de alto porte en acción, se observan importantes pilas de tierra que decoran el horizonte. Dada su antigüedad y en función a sus reconocidas calidades constructivas, los Talleres Ferroviarios de Liniers ostentan distintos grados de protección patrimonial en el ámbito de la normativa nacional (Decreto PEN 1063 / 82) como así también en la jurisdicción local (Ley 626, autoría de la exlegisladora local, Delia Bisutti).

Consultada al respecto, la presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos (nota NO–2017–32443551) ha indicado que no han sido consultados sobre la actividad de obra dentro de los Talleres que, dada su intensidad y movilidad, puede producir la afectación involuntaria de los edificios de valor patrimonial dentro del predio. En igual sentido, las autoridades locales, a través de la Dirección General de Interpretación Urbanística, tampoco han sido consultadas respecto de la aplicación de la Ley 626 que establece una zona de “protección ambiental” en torno a los edificios protegidos.

Vale aclarar que las grandes cantidades de tierra acopiadas deben ser evaluadas respecto a su posible grado de contaminación, hecho éste advertido por el entonces Defensor adjunto del Pueblo, Antonio Elio Braislovsky, en la Audiencia Pública vinculada con la aprobación de la Ley 626. La Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad, a través de sus organismos de Control, la Direcciones Generales de Evaluación Ambiental y de Control Ambiental, son los responsables de velar por el cumplimiento de las normas que hacen al resguardo del ambiente.

Consultada al respecto en varias oportunidades, la Dirección General de Evaluación Ambiental ha informado que el estudio de la obra del soterramiento se encuentra en su “primera etapa” y que se hallan a la espera de los debidos “proyectos ejecutivos” para su respectiva evaluación, tanto para el “pozo trinchera” de los Talleres como así también para la futura Estación subterránea de Liniers, cuya obra en particular ya observa un pozo de acceso, celosamente custodiado, sobre la calle Cuzco entre Bynnon y Amadeo Jacques.

No obstante, a pesar de no estar estudiado ni evaluado, las tareas están en plena acción. Las importantes masas de tierra se dispersan por todo el barrio, ya sea por la acción del viento o por su traslado en camiones de alto porte sin las debidas lonas protectoras dejando un tendal de aire viciado, que todos los vecinos padecen.

Requeridos los distintos organismos respecto de las obras en superficie de la Estación ferroviaria de Liniers, lo informado no se aparta del cuadro antes descripto: no existen constancias de los necesarios permisos de obra ni del debido Impacto Ambiental. En su última visita al barrio, el Jefe de Gobierno porteño justificó las obras de la Estación indicando –tal vez mal asesorado- que “pertenecen al Estado Nacional”, como si esto fuera un aval suficiente. Sin embargo, no reconoció que estas obras están tipificadas en el Código de Planeamiento y en la Ley de Impacto Ambiental como “con relevante efecto” y que deben cumplir con la normativa y trámites vigentes por la aplicación de la Ley 1747 de la Ciudad.

Con respecto a los organismos de fiscalización de las obras, hasta ahora el único que las ha inspeccionado como corresponde ha sido la Agencia Gubernamental de Control. Hace ya un tiempo prudencial, a través de la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras, se ha intimado a las empresas responsables a presentar la debida documentación. Consultada, recientemente, la autoridad de aplicación encargada de aprobar los planos, la Dirección General de Registro de Obras y Catastro ha indicado que no existen constancias acerca de presentaciones vinculadas con obras en la Estación ferroviaria; en igual sentido se han expresado las autoridades de la Dirección General de Interpretación Urbanística respecto de la protección patrimonial de la antigua, y ya destruida, Estación.

Alcanzadas por los vientos de cambio, y en el marco de esas obras, recientemente ha sido desguazado el antiguo y tradicional puente peatonal de la Estación. Consultadas al respecto, las autoridades nacionales de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, informaron que las obras del reemplazo del puente han sido aprobadas el 7 de diciembre pasado; lo extraño es que al momento de aprobar tales obras, el desaguase y la destrucción del bien patrimonial ya se había consumado. Cabe entonces inferir que la “decisión política” de su reemplazo ya estaba tomada de antemano, y que no importaron en nada sus calidades y cualidades que hacen a la rica historia e identidad del barrio de Liniers.

A la par de estas obras, han aparecido otras tantas imprevistas. Quienes transitan a diario por la calle Francisco de Viedma, entre Cuzco y Madero, apreciarán las tareas de demolición de los vetustos locales clandestinos que funcionaban en la zona cercana a las paradas de colectivos. Esas tareas de demolición fueron encaradas por las autoridades del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno porteño, dentro de un terreno perteneciente al Estado Nacional. De la consulta al Boletín Oficial de la Ciudad, no se observan publicados los actos administrativos por los cuales se habilitó y dispuso tal demolición.

Los vecinos recordarán que, hace unos años, se demolieron abruptamente los locales de Rivadavia linderos al ferrocarril, entre Cuzco y General Paz; dicha acción –dentro de los terrenos ferroviarios del Estado Nacional– fue avalada, fundamentada y respaldada por un instrumento legal publicado. De las actuales acciones no hay mayores datos ni difusión, no han aparecido menciones ni en las redes sociales o páginas gubernamentales. De acuerdo a la información obtenida por el personal de la obra, en ese lugar piensan resolver parte del -por demás postergado- centro de transbordo que, además, requerirá de alguna acción complementaria sobre la avenida Rivadavia. Es importante resaltar y recordar que, de manera preliminar a construir el centro de Transbordo, la Legislatura debe sancionar una Ley por la cual se rezonifique y habilite el predio, que en la actualidad carece de la debida normativa. Además, previo a cualquier construcción se deberán realizar los debidos estudios de movilidad e Impacto Ambiental que marcan las leyes vigentes; ambos actos, la sanción de la ley y los mencionados estudios, requieren de una amplia instancia de participación vecinal.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Literatura

Breves comentarios literarios


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar