Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 179 **
  Inicio   Editorial  Justicia  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

DOS ESCUELAS CENTENARIAS Y UN MISMO OBJETIVO: INTEGRAR Y ENSEÑAR


Trío dinámico. Las directoras María Claudia Amorós (Escuela 6) y Patricia Bachetta (Escuela 7), flanquean a la supervisora del Distrito Escolar 20, Vanesa Casal. Juntas trabajan a diario en la educación de sus alumnos

22/12/2017


La Escuela 6 y la 7 celebraron cien años de vida en Mataderos. Sus directoras junto a la supervisora del D.E. 20 contaron su labor con los alumnos


La supervisora del Distrito Escolar 20, Vanesa Casal, brindó una entrevista exclusiva a Cosas de Barrio en compañía de las directoras de las escuelas 6 y 7, María Claudia Amoros y Patricia Bachetta, respectivamente, en el marco de la celebración del centenario de ambos establecimientos. Juntas hicieron un balance del ciclo lectivo, y se refirieron también a los festejos, los logros y las inquietudes compartidas.

Patricia Bachetta ingresó este año como directora de la Escuela 7 D.E. 20 “Aristóbulo del Valle”, ubicada en Carhué 2157, justo en el centenario de la institución. Con el respeto de un novato que se sumerge en un espacio habitado por otros desde hace tanto tiempo, organizó la fiesta de los 100 años invitando a los protagonistas de esa historia: ex alumnos, ex docentes jubilados, vecinos del barrio e integrantes de diversas asociaciones. “Fue un encuentro participativo. Cada Grado le regaló a la escuela un trabajo hecho por ellos: audiocuentos, libros escritos por los chicos, enciclopedias, y demás producciones que fueron digitalizadas y subidas al blog de la escuela. La fiesta que se llevó a cabo en septiembre fue el fruto del trabajo que se inició a principio de año”, contó Bachetta. “Buscamos la historia del barrio y se hicieron safaris fotográficos. Con los alumnos de Quinto salimos en micro a fotografiar el barrio”, explicó y luego agregó que a partir de esas imágenes se crearon los chapones pintados que hoy se lucen en la fachada de la escuela. Allí están el Resero, la cancha de Chicago, el Museo de los Corrales, el Torito y diversos lugares emblemáticos de Mataderos.

“Fue muy interesante en este proceso de recolección de información sobre la identidad del barrio –continuó Bachetta- conocer los secretos guardados en la historia. Allí, por ejemplo, nos enteramos porqué es negro y verde el escudo de Chicago. Resulta que hacia el 1900, furor inmigratorio, fue la época del nacimiento de los clubes. Se eligió el nombre en honor a la capital de la carne de Estados Unidos, por eso antes de llamarse Mataderos, al barrio se lo conocía como Nueva Chicago. Sus colores surgieron a partir de asociar el club con los carros y el pasto que le traían de comer a los animales de la zona”.

Claudia Amoros, por su parte, es la directora de la Escuela 6 D.E. 20 “Prof. Felipe Boero”, sita en Eva Perón 7431. Para ella formar parte de una escuela centenaria constituye una “carga afectiva e histórica muy importante”. Hace seis años que está cargo del establecimiento, pero en 1993 ya era maestra titular. Por eso conoce como nadie la trayectoria institucional, sus ex maestros y también las familias que han pasado por la escuela, que se caracteriza por el afecto de quienes forman parte de ella, “por eso quienes se van siempre vuelven”, aseguró. En la fiesta de centenario, celebrada en octubre pasada, no convocó a los ex docentes y ex alumnos, pues ya había hecho un encuentro exclusivo para ellos. Igual no hizo falta invitarlos, porque no dudaron en acercarse. “Se nos ocurrió hacer una verdadera fiesta. Como si se tratase de un cumpleaños de 15, pero esta vez de 100, donde la homenajeada era la escuela. Entonces hasta hubo una docente que se disfrazó de escuela, a modo de personificación, y hasta las mesas vestidas se distribuyeron en el patio como en un quince”, contó Amoros.

La directora se mostró orgullosa y aseguró que en su escuela “todos dan lo mejor que tienen y más”. La mayoría de los alumnos del establecimiento integra un nivel socioeconómico muy bajo. “Más de la mitad habita en la Villa 15, Ciudad Oculta, por eso trabajamos mucho con el ausentismo. Los docentes tratamos de compensar esas carencias dándoles lo mejor y estando muy atentos a todas las necesidades. Por ejemplo, si no tienen materiales, si están solos en las casas para hacer las tareas, si necesitan zapatillas. El problema principal que tienen es que cuando llueve se inunda y no pueden salir de sus hogares. Este año compramos alrededor de 40 zapatillas con el subsidio”, explicó Amoros.

No obstante, el 2018 parece venir con un pan bajo el brazo, ya que a fines de noviembre se confirmó que el predio lindero que se utilizaba como playa de estacionamiento, será destinado a la escuela. “Ya se hicieron los estudios del suelo y a partir del año que viene se irán construyendo aulas para una nueva escuela y un jardín de infantes. De esa forma podremos empezar a dejar atrás los problemas edilicios serios que venimos padeciendo desde hace un tiempo, que van desde filtraciones de humedad, hasta inundaciones, caída de revoque y desprendimiento de baldosas”, informó.

En cuanto al trabajo pedagógico, Amoros destacó que su escuela genera resultados sorprendentes en sus alumnos, porque “se piensa que por el nivel socioeconómico que tienen los nenes, sin incentivos, sin familias que los acompañen ni materiales, les tiene que ir mal y, sin embargo, no es así”. La directiva explicó que las maestras les dan tareas sabiendo que los nenes las tienen que resolver solos, porque en la mayoría de los casos no cuentan con un apoyo familiar. Muchos padres no están presentes, otros no trabajan, las familias suelen ser disfuncionales. “Aún así hay muchos talleres para que las familias puedan ayudar a los chicos, porque la idea es fortalecer a las familias para que los chicos puedan hacer la tarea”, puntualizó Casal, la supervisora Casal.

Distinto es el perfil del alumnado en la Escuela 7, donde el turno mañana y el turno tarde parecen ser dos comunidades cualitativamente distintas. Más allá de tener un gran sentido de pertenencia barrial, hay varios alumnos que vienen de lugares lejanos, a veces, porque no logran sus vacantes en el sistema on line. Muchos de ellos presentan problemas de aprendizaje. “Nosotros trabajamos mucho con los maestros MATE (maestros de apoyo) y de recuperación (integradores) para ayudar a los chicos en cuestiones educativas. A partir de nuestra función, los alumnos que tienen dificultades para aprender pueden ir mejorando”, expresó Bachetta y contó que “armamos otro grupo interno especial para los chicos con serias dificultades de aprendizaje, como si se tratara de una clase de apoyo pero dentro del horario escolar, donde incluso los maestros de grado en sus horas libres van a trabajar con esos chicos”. Este proceso flexibiliza la división de grado, “antes los alumnos eran responsabilidad solo de su maestro, pero ahora se considera que son alumnos de la escuela”, aclaró Amoros, y Casal agregó “hoy la escuela se ocupa más de los chicos porque estamos mirando al niño de manera más integral”.

Las tres coincidieron al asegurar que cuando un chico con dificultades de aprendizaje logra empezar a leer, les genera una emoción enorme. Lo mismo que cuando logran incorporar algún hábito. “Porque la escuela además de alfabetizadora es una institución socializadora de los individuos”, enfatizó Amorós y recordó el caso de un alumno que no tenía incorporada ninguna pauta ni conocimiento básico de jardín de infantes, tanto para la motricidad fina como para el trato con los demás. “Fue un éxito verlo pedir permiso y comenzar a comportarse respetuosamente”, contó. Por su parte, Bachetta comentó emocionada el caso de una nena que no hablaba por una traba emocional. “De a poquito, las maestras lograron pequeños acercamientos comunicativos y recién en noviembre logró hablar con una maestra de integración. Fue una alegría muy grande, nos abrazamos todos”. Y entre ellos están los casos de otros chicos a los que les inculcaron el amor por su escuela a la par de normar de comportamiento para lograr que hasta participen en algún acto.

En pos de esos objetivos, el 2 de octubre pasado tuvo lugar una gran muestra de articulación con las escuelas medias de la zona en el club Glorias Argentinas, donde cada colegio secundario expuso sus trabajos, proyectos y presentó sus ofertas académicas para que los niños de Primaria pudieran conocer y decidir qué formación seguir. “También interactuaron entre los alumnos y los chicos pudieron comparar e interiorizarse sobre las destrezas y competencias de cada secundario, para así evaluar en qué joven les gustaría convertirse”, explicó Casal. Así, las escuelas artísticas llevaron sus obras, las escuelas técnicas aportaron producciones y las escuelas medias sus proyectos.

Sobre el final de la charla, la supervisora remarcó que los pilares de la escuela Primaria son la lectura, la escritura, la comprensión, el habla, la argumentación de las opiniones, y la resolución de situaciones problemáticas en todas las áreas, tanto matemáticas como ciencias sociales y naturales. “Hoy se habla de progresiones, de diferentes niveles de aprendizajes desde diferentes puntos de partida, donde la escuela tiene la obligación de enseñarles a todos, a cada uno de diversa manera, pero con actividades que los convoquen a todos”, enfatizó Casal.

Hace un siglo, la escuela Primaria era homogeneizadora y buscaba un alumno capaz de incorporarse al sistema laboral productivo. Pero hoy la escuela es otra cosa, se tiende a un aprendizaje personalizado y se focaliza en la inclusión de todos los niños, con diferentes problemáticas y capacidades, respetando cada ritmo de aprendizaje. “La escuela recibe a todos como antes, pero ya no corre más el arréglensela como puedan”, explicó Casal. El objetivo es que todos logren aprender, porque finalmente se comprendió que el aprendizaje, no es ni más ni menos que un derecho.


Mgter. Fabiana Godoy Di Pace

fabianagdp@yahoo.com


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Literatura

Breves comentarios literarios


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar