Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/cosasweb/public_html/noticia.php:1) in /home/cosasweb/public_html/noticia.php on line 2
** COSAS DE BARRIO WEB - Edicion 179 **
  Inicio   Editorial  Justicia  Comunidad  Sociedad  Educación Contacto Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com



Publicite Aquí

LA JUNTA COMUNAL 9 SE OPUSO FORMALMENTE A LA PRIVATIZACIÓN DEL CINE EL PLATA


21/12/2017


Así lo señaló en un comunicado, ante las versiones que indicaban que podría ser cedido a empresarios bailanteros


Una de las últimas medidas que tomó Ángel Mahler antes de abandonar su cargo como ministro de Cultura porteño, fue tasar el edificio del cine El Plata, de Juan B. Alberdi 5751, con la intención de entregarlo a empresarios privados del mundo de la bailanta. Eso y evitar incorporar una partida en el presupuesto 2018 para concluir las demoradas obras de refacción de la histórica sala de Mataderos, fueron el corolario de una opaca gestión, en la que además debió hacerle frente a los cuestionamientos del ambiente artístico por brindar apoyo desde el Estado a espectáculos netamente comerciales. Además, Mahler –o Pittito, según consta en sus datos filiatorios- fue denunciado en reiteradas ocasiones ya que desde su ministerio contrató a ProSound, empresa de sonido e iluminación propiedad de su hermano Osvaldo.

Pero el 13 de diciembre último, el polémico director de orquesta fue reemplazado en su cargo por Enrique Avogadro, un hombre cercano a Marcos Peña y ex viceministro de Cultura de la Nación hasta agosto pasado.

No obstante, a poco de conocer la maniobra pergeñada por Mahler –que luego el propio ex ministro confirmó en el encuentro de la Comisión de Cultura desarrollado en la Legislatura a mediados de noviembre- los integrantes de la Coordinadora Vecinal por la recuperación del cine se pusieron en campaña para intentar revertir esa decisión. Con ese norte, no tardaron en contar con el apoyo de la totalidad de los integrantes de la Junta Comunal 9, que aunque cuenta con mayoría oficialista se mostró en total desacuerdo con la decisión del Ministerio de avanzar en una eventual privatización del cine. “La Junta en pleno de la Comuna 9, presidida por Analía Palacios, en reunión con integrantes de la Coordinadora en Defensa del Cine El Plata: ratifican una vez más abogar por la culminación de las obras del Centro Cultural El Plata y su exclusiva condición de espacio público de gestión estatal”, expresa el documento elaborado el 11 de diciembre último, con las firmas de los siete juntistas locales.

En línea con ese escrito se mostró el ex legislador Roberto Quattromano –que el 10 de diciembre concluyó su mandato- y el actual Daniel Del Sol, ambos del riñón de Cristian Ritondo (PRO) y con años de militancia en la Comuna 9. “Yo estoy a favor del centro cultural. Ya arreglé con la legisladora Lorena Pokoik y con Hernán Míguez, ambos del Frente para la Victoria, y vamos a firmar una carta abierta conjunta al Gobierno porteño, a la que también se van a sumar todos los comuneros y Daniel Del Sol, para solicitar la urgente finalización de las obras del cine y descartar cualquier emprendimiento comercial. Estamos contactándonos con las distintas fuerzas políticas para que el cine El Plata vuelva a ser un cine y un centro cultural para los vecinos”, expresó Quattromano, en diálogo con este medio.

La Defensoría del Pueblo porteña, por su parte, también dictó una resolución en favor del centro cultural

Todos esos respaldos adquieren una vital importancia ya que, como se recordará, durante la primera semana de noviembre una funcionaria del Ministerio de Cultura -la abogada Gabriela Aranaz- acompañada por un tasador del Banco Ciudad visitó el cine en dos oportunidades junto a los empresarios de la cumbia, los hermanos Pablo y Adrián Serantoni, productores del programa Pasión de Sábado. Situación que hacía presumir a todas luces la intención del Ministerio de Cultura de tercerizar en manos de privadas el uso del inmueble del cine El Plata.

Al cierre de esta edición, los integrantes de la Coordinadora esperaban concretar una reunión con el flamante ministro de Cultura, para hacerle saber esta situación y conocer su opinión al respecto.

Mientras tanto, desde octubre de 2015 el cine se encuentre cerrado, abandonado y con las obras paralizadas.


Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading

 
SE REINAUGURÓ OFICIALMENTE LA BIBLIOTECA JOSÉ HERNÁNDEZ


Palabra de juntista. El comunero Roberto Braccini se mostró complacido por las excelentes condiciones que luce la biblioteca. A su izquierda lo acompaña Javier Martínez, y a la derecha el bibliotecario Alejandro Bressi y su asistente

27/12/2017


La histórica sede de Las Mil Casitas se mantendrá abierta durante el mes de enero con diversas actividades para los vecinos


Un mes y medio después de su reapertura, el viernes 15 de diciembre se reinauguró oficialmente la biblioteca José Hernández, de Boquerón 6753, símbolo de Las Mil Casitas de Liniers.

Como se recordará, siete meses antes se habían puesto en marcha las obras de puesta en valor de la emblemática biblioteca –con 77 años de servicio en la zona- que desde fines de marzo permanecía cerrada al público para preservar la integridad física del personal y la de sus ocasionales visitantes. Hasta que el domingo 29 de octubre, la entrañable biblioteca, por la que pasaron varias generaciones de vecinos, volvió a abrir sus puertas renovada con la presencia de la primera actriz Norma Aleandro que leyó cuentos en medio de un gran marco de público.

Participaron del acto inaugural el titular de la Dirección General del Libro, Bibliotecas y Promoción de la Lectura, Javier Martínez -hijo del recordado periodista Tomás Eloy Martínez-; sus colaboradores Ezequiel Martínez y la Lic. Adriana D’Onofrio; el juntista local Roberto Braccini; y representantes de diversas entidades locales. El Padre Francisco, integrante de la parroquia Ntra. Sra. de Las Nieves, fue el encargado de bendecir las instalaciones. Hasta último momento se especuló con la presencia del entonces ministro de Cultura porteño, Ángel Malher, quien, sin embargo, un par de días antes renunció a su cargo, lo que hizo tambalear la organización del acto. Por su parte, el actual ministro, Enrique Avogadro, recién estaba para entonces tomando posesión del cargo.

“Creo que hicimos un muy buen trabajo con todo el equipo de la Dirección de Bibliotecas, la cuadrilla y la gente del estudio de arquitectura que contratamos especialmente para la recuperación de esta biblioteca”, expresó Javier Martínez en un discurso informal, para luego enfatizar la tarea de Braccini, quien se hizo eco del reclamo de los vecinos que tantas veces se reprodujeron en este medio. Posteriormente, el propio Braccini destacó la buena predisposición de Martínez, al señalar “encontré en Javier la actitud que no encontré en otros funcionarios. Cuando me acerqué a su despacho para informarle la dura situación en la que se encontraba el edificio de la biblioteca, me dio su palabra y cumplió, ojalá todos se comportaran de la misma manera”.

Desde su reapertura, la biblioteca volvió a lucir en todo su esplendor. Además de reparar las enormes filtraciones que presentaba el techo –que se habían iniciado por la rotura del tanque de agua, que fue reemplazado- se reparó también toda la zinguería. También se reacondicionaron las dos plantas del edificio y se sumó un nuevo depósito y una oficina de personal. Al liberar el viejo depósito y realizar un nuevo mobiliario a medida, la biblioteca cuenta actualmente con mucho más espacio para los lectores.

Asimismo, se preservó la pinotea original del primer piso, que se mandó a pulir y plastificar, ya que la de la planta baja, lamentablemente, se había perdido hace varios años y se reemplazó por un piso de cemento, que durante la refacción fue mejorado con otro de fibrocemento. Además se hizo a nuevo toda la instalación eléctrica, se reemplazaron los artefactos de iluminación y se reacondicionaron los aires acondicionados. Lo único que se modificó de la estructura original, para permitir una mayor entrada de luz y darle más amplitud a la biblioteca, fue que se quitaron los vidrios repartidos de las ventanas.

Las tareas de refacción fueron llevadas a cargo por la empresa adjudicataria (GFC s.r.l.) con una partida presupuestaria cercana a los 500 mil pesos.

El lunes 18 de diciembre, en consonancia con el aniversario del barrio de Liniers, la biblioteca José Hernández –que continúa a cargo del bibliotecario Alejandro Bressi, con la colaboración de su habitual asistente- abrió formalmente sus puertas al público en el horario de 10 a 17. No obstante, durante el mes de enero la atención se extenderá hasta las 19, ya que será una de las siete bibliotecas públicas de la ciudad que se mantendrá abierta durante el primer mes del año. “La idea es evitar que las bibliotecas sólo estén abiertas en el horario en el que la gente trabaja”, argumentó Martínez y aseguró que no descarta que ese horario se mantenga durante el resto del año.

En ese sentido, para potenciar la vista de vecinos a la recuperada sede cultural, está prevista la realización de ciclos de cine, clubes de lectura y talleres gratuitos para niños y adultos. Además, los chicos podrán inscribirse gratuitamente en las clases de apoyo escolar.

En principio, el miércoles 24 de enero a las 15 tendrá lugar el “Taller de monstruología”, un espacio de arte a cargo de Sebastián Burecovics en el que los niños diseñan máscaras monstruosas que servirán como disparadores para reflexionar sobre temas tales como la discriminación, la amistad y la mirada sobre el otro; y el viernes 26 a las 17 se presentará el espectáculo de narración oral “Vacaciones de cuento”, dirigido por Claudio Ledesma, que está basado en cuentos de la literatura infantil y juvenil argentina.

Todas esas actividades se desarrollarán en el salón del primer piso que tiene una capacidad máxima de cincuenta personas, el mismo que desde agosto de 2012 se mantenía clausurado a raíz de los permanentes desprendimientos de mampostería. La pared principal de ese salón hoy luce una frase del genial Roberto Arlt –para muchos el primer cronista porteño- que tal vez marque el destino de los días por venir: “Cada ventana iluminada en la noche crecida, es una historia que aún no se ha escrito”. Quiera el destino que la entrañable biblioteca José Hernández siga tejiendo entre sus paredes nuevas historias, para marcar como hasta ahora el pulso cultural al barrio de Liniers.


Ricardo Daniel Nicolini





EL MUNDO DE LA LECTURA CON OLOR A BARRIO


Inaugurada oficialmente el 3 de septiembre de 1940, la biblioteca José Hernández creció casi a la par de las Mil Casitas, rodeada de pasajes, madreselvas y miles de vecinos ávidos por perderse en los interminables caminos de la literatura. No obstante, al tratarse de la única biblioteca pública del barrio de Liniers (y una de las dos que habitan la Comuna 9, junto a la Benito Lynch, en Los Perales) siempre estuvo a merced de los gobiernos de turno, muchos de los cuales la desatendieron en materia de infraestructura cultural y edilicia. Situación que llegó a su fin en marzo pasado, cuando las autoridades de la Dirección General del Libro, Bibliotecas y Promoción de la Lectura decidieron cerrar temporalmente sus puertas para solucionar de una vez por todas los serios inconvenientes edilicios que padecía desde hacía años, y devolverle al barrio de Liniers su símbolo cultural más preciado.

La última vez que la biblioteca José Hernández había sido remodelada fue hace 17 años. En aquel momento se reinauguró el 19 de diciembre de 2000 respetando su diseño original, con la presencia de la entonces titular de la Dirección del Libro y Promoción de la Lectura, Manuela Fingueret.

Según informó la Lic. Adriana D’Onofrio, gerente operativo de Bibliotecas, que tiene a su cargo al personal de todas las bibliotecas porteñas y el procesamiento de todo el material bibliográfico, hasta marzo pasado la biblioteca José Hernández contaba con 3.388 socios activos y un total de 10.700 volúmenes. Además, mensualmente se prestaban 460 libros y asistían un promedio de 218 vecinos. “Sabemos que con la puesta en valor del edificio y las diversas actividades que se van a ofrecer gratuitamente esas cifras se van a incrementar de manera notoria”, explicó D’Onofrio, quien destacó además que para la reapertura se han sumado 120 nuevos títulos.

En ese sentido, aquellos vecinos que deseen asociarse a la biblioteca deberán acercarse a la renovada sede de Boquerón 6753 y gestionar allí mismo gratuitamente su carnet, que será el de Mi BA y les servirá además para diversas actividades en la Ciudad, como por ejemplo retirar bicicletas libremente.



Enviar a un amigo
 
 
 
   
 
  loading


 
 
   
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí
Publicite Aquí

Espacio Público

Todas las novedades sobre nuestros espacios públicos


Seguridad

Toda la información sobre este tema que tanto nos preocupa


Cultura

Agenda de espectáculos y eventos


Breves Comunales

Toda la Información de la comuna


Entretenimiento

Area de distracción y recreamiento


Correo

Cartas Enviadas a Cosas de Barrio


Salud

Salud


Historia

Relatos y Hechos Reales del pasado


Literatura

Breves comentarios literarios


Comercio

Información de la actividad socioeconómica



 
             
 
Publicite Aquí
   
                 
Desarrollado por www.grupodeservicios.com.ar